Enter a long URL to make tiny:

martes, 19 de junio de 2007

Trallero está "harto de Woody Allen"

ARTÍCULO DEMOLEDOR, por Manuel Trallero, publicado en La Vanguardia, edición impresa, del lunes 18 de junio de 2007, bajo el esclarecedor título "Harto de Woody Allen":

[...]Estoy harto de Woody Allen, como estuve harto en su momento del pobre Pau Gasol en la NBA cuando ya sólo nos faltaba conocer si el chico iba suelto o restreñido, gracias a los servicios informativos de Catalunya Ràdio. Todo lo demás lo sabíamos al instante. Los puntos conseguidos, los rebotes y las asistencias. La culpa de Pau Gasol la tenía, claro está, el señor Pujol y los sucesivos gobiernos de CiU, que gracias a su política de instalaciones deportivas lograron que salieran Pau Gasol a manta. Luego Pau Gasol juega con la selección nacional de España y dice que está tan ricamente entre los colores rojo y gualda.

Estoy harto de este papanatismo que nos invade, de la imperiosa necesidad de ser siempre los catalanes los mejores del mundo mundial, cuando es mucho mejor el champaña francés que el cava catalán, o cuando en Francia - mal que le pese a The New York Times-se continúa comiendo unas quince mil veces mejor que en España y especialmente que en Catalunya, por mucha estrella Michelin que haya, que casi nos hacen hacer el ridículo espantoso de enviar a Ferran Adrià a la Documenta de Kassel como si fuera un Miguel Ángel. Por el amor de Dios, que el personal se despierte, se tome un café bien cargadito y una ducha de agua fría, que esto querido y querido, esto es Catalunya y aquí mandan Hereu y Montilla. ¿Lo van cogiendo ustedes?


Pues si, a título personal lo voy cogiendo. Dejando al margen el debate de la cuestión política en Catalunya (lo del desgobierno, la sinrazón, y demás lindezas a las que nos están acostumbrando los protagonistas del vodevilesco Govern d'Entesa -ora tri, ora bipartito, en función de si nos circunscribimos al Ajuntament de la capital de Catalunya o, directamente, a la Generalitat de Catalunya--) particularmente le diría al Sr. Trallero, que por lo menos tiene la amabilidad de responder a los mails con que con frecuencia le obsequian sus lectores, que el sufrido Allen debe estar de acuerdo en buena parte con él.

Esperamos no molestarle". "Yo también lo espero".

Me explico. Recientemente un periodista de TV3 se dirigió a él para decirle (cito textualmente): "esperamos no molestarle" a lo que él respondió sin dudar: yo también lo espero.

Pues eso...lo demás no es grave. Sr. Trallero: nada que no tenga solución con una buena cerveza espumosa bajo la caricia del sol y los pies hundidos en la arena de la playa. Unas vacaciones, vaya. Eso, o un cambio de Gobierno, posible aunque altamente improbable dada la actual coyuntura, que no permite ser demasiado optimistas de cara a un cambio de escenario político.

Cordialment...

ACTUALIZACIÓN: Pero hay más, mucho más en el artículo de Trallero:

[...][ESTOY HARTO DE la imperiosa necesidad de ser siempre los catalanes los mejores del mundo...

¿Hacen falta comentarios? pues a juzgar por la mala leche que destila el Sr. Trallero, juraría que si, por tanto le diría que al respecto se lo hiciera mirar, fundamentalmente por dos razones:

Una, que ese "papanatismo que nos invade" el mismo de "la imperiosa necesidad de ser siempre los catalanes los mejores del mundo mundial" es el sentimiento de los que llegan de fuera (especialmente los famosetes y demás *celebridades* que vienen de paso) además de muchos turistas que por algo escogen Catalunya para disfrutarla, oiga. Es decir, llegan, dicen que somos los mejores del mundo mundial, se quedan (tan anchos) ¡y a vivir que son dos días!

Dos, ¿y los catalanes? nunca nos creímos los mejores de nada, otra cosa es que podamos serlo en alguna ocasión, con mayor o menor frecuencia, en distintas esferas. Pero eso, querido amigo, ese es el motor que mueve la sociedad de progreso de un país que se precie de serlo. Y Catalunya lo es, para qué negarlo. Ahora si: cordialment...

Pd. Dejaremos para otro día o momento más oportuno esa apreciación subjetiva acerca de que "es mucho mejor el champaña (SIC) francés que el cava catalán" (...) o aquello otro de que "en Francia - mal que le pese a The New York Times- se continúa comiendo unas quince mil veces mejor que en España" (SIC). Claro, por eso todos vienen de vacaciones "a comer bien" aquí.

Pd2. Mal que le pese al The New York Times, lo que yo decía...es decir, que los catalanes, que siempre tenemos la culpa de todo, la tenemos también de ser considerados por los expertos (y no tan expertos) de otros países como "los mejores del mundo mundial", como también tenemos la culpa de recibir la distinción de ser un país en el que se come --y se bebe, mal que le pese al Sr. Trallero-- la mar de bien. NO como en Francia.

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació