Enter a long URL to make tiny:

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Donde las ´pranks´ las toman

El engaño más o menos lúdico que denuncia los usos perversos de la televisión, con noticias que ponen en evidencia a los propios canales, se está convirtiendo en un género en sí mismo*.

* (Requiere suscripción a La Vanguardia)

RAÚL MINCHINELA - Culturas

Cada persona tiene su variante de indignación con la televisión. Los científicos miran con horror cómo las tertulias televisivas invitan a futurólogos que difunden por las ondas barbaridades de todo calado. Los internautas se espantan al ver que cada inserto del telediario en que ministerios y asociaciones invitan a los ciudadanos a conectarse a la red, viene seguido por un informe de crímenes digitales y robos de tarjeta de crédito. Todos tenemos alguna indignación al respecto de los medios, pero como ciudadanos sólo las podemos mostrar en un círculo limitado. La crítica y el comentario tienen siempre menos espectadores que el propio medio. No todos los que ven teleprogramas consumen críticas sobre lo que observan.

Para que la queja alcance al mismo público, es necesario lograr que aparezca en el propio programa. Un clásico poco útil es arrebatar por sorpresa el micrófono del enviado especial y telegrafiar el mensaje antes de que la conexión se corte rápidamente. En contraste, hay una solución mucho más elegante: engañar a los responsables del programa para que incluyan nuestra información de manera voluntaria. Colando noticias que pongan en evidencia lo que queremos demostrar.


Este método está particularmente extendido entre las personas que están indignadas por la parcialidad de los informativos, que en su opinión defienden intereses que es necesario denunciar. Su método de acusación consiste en diseñar y suministrar noticias reveladoramente falsas: que no son un reflejo de la realidad, pero que encajan con lo que los medios esperan. La noticia entra en antena sin ser comprobada porque es demasiado apropiada, demasiado oportuna; no hay por qué dudar de su naturaleza. Si los informativos son el medio con el que construimos la realidad más allá de nuestro sofá, estas piezas de ficción son, por así decirlo, más reales que lo real. Las noticias falsas diseñadas para evidenciar la parcialidad y superficialidad de los medios, se conocen como pranks,engaño lúdico en inglés. (Sigue... )

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació