Enter a long URL to make tiny:

domingo, 27 de enero de 2008

La ley de la discreción

ARTÍCULO DE OPINIÓN publicado en La Vanguardia, edición impresa. Por Joaquin Roglan:

Los pakistaníes del Raval tienen fama de discretos y desean lavar su imagen dañada por presuntos terroristas. Al margen de la política, la religión o la cultura, son gente tan discreta que nunca denuncian otras cosas que les afecten. Así, por ejemplo, desde hace diez años en un piso de la Rambla se alojan 40 jovenes que cambian cada dos meses y llegan a traves de una mafia que les explota. Varios vecinos lo denunciaron, pero ante la pasividad de las autoridades y las crecientes molestias, cambiaron de barrio. A cien metros, otro inmueble es propiedad de pakistaníes que mejoraron la oferta de compra de inquilinos de toda la vida. Hace un par de años, cerca de Santa Caterina, la inquilina de una tienda de moda denunció que unos pakistaníes se ponian a charlar ante su escaparate , aparecía basura en su puerta, perdía clientela y un pakistaní le ofreció traspasar el local. Como nada de eso es un delito, la diseñadora marchó a Grácia y su local es hoy un negocio étnico, en lenguaje comercial políticamente correcto. Hace varias legislaturas, que el Ayuntamiento promete acabar con las casas de souvenirs de La Rambla, pero ahí siguen las regentadas por pakistaníes. Y hace años que el Ayuntamiento obliga a respetar los horarios comerciales, y los negocios pakistaníes siguen abiertos a todas horas. En Ciutat Vella hay decenas de comercios, casi ninguno rotulado en catalán, pese a promesas electorales integradoras. Anos antes, los pakistaníes fueron los principales protagonistas de los encierros en la iglesia del Pi y la catedral. Vecinos que temen ser acusados de racistas o xenófobos se preguntan de donde sale tanto dinero e influencia. Un viejo policía retirado del caso afirma que " Más de Londres que de Pakistán". Y otro policía no olvida " de donde procedía la heroina que llegaba a Barcelona en los años setenta y ochenta". " La gran mayoría son honrados trabajadores, pero muchos viven explotados y atemorizados por sus compatriotas", cuenta. Son esas caras ocultas que nunca necesitan lavar su imagen, sean del país que sean.

El autor del escrito posee la habilidad para decir las cosas claras de manera nada hiriente para aquellos susceptibles de reconocerse y los que les amparan desde la incultura o al ignorancia.

Que cada cual extraiga sus propias conclusiones de la lectura del artículo. Por mi parte, sólo me queda felicitar al articulista por su saber hacer a la hora de denunciar las verdades del asunto, que emanan con sensibilidad, fineza y elegancia, todo ello sin renunciar a ponerlas de manifiesto por el qué dirán algunos (muchos).

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació