Enter a long URL to make tiny:

lunes, 10 de marzo de 2008

Gana Zapatero y CiU es determinante

José Luis Rodríguez Zapatero gobernará los próximos cuatro años en España y podrá hacerlo con una relativa comodidad, mayor que en su primera legislatura, aunque precisará apoyos. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha logrado 169 escaños, cinco más que en el 2004, gracias especialmente a los votos logrados en Catalunya y en Andalucía, donde ha aventajado a su rival, el Partido Popular (PP), en 18 y 11 escaños, respectivamente. Un resultado, el de Catalunya, que no ha de pasar inadvertido ni al PSOE ni al PP. Por su parte, el líder popular, Mariano Rajoy, aunque ha logrado mejorar considerablemente el resultado del 2004, con 153 escaños, no ha cumplido el objetivo de ganar las elecciones.

Rodríguez Zapatero volverá a gobernar y deberá hacerlo apoyándose en el nacionalismo moderado y, especialmente, en Convergència i Unió (CiU), lo que debería significar un giro de moderación a su política. El presidente del Gobierno dijo anoche, ante sus exultantes seguidores en Ferraz, que los resultados conseguidos "abren una nueva etapa (...) sin crispación y con diálogo". Prometió corregir los errores y no ahorrar esfuerzos en buscar "el apoyo más amplio" para lograr una "España unida y diversa". Rodríguez Zapatero deberá llamar en primer lugar a Duran Lleida.

El PP de Mariano Rajoy ha mejorado sus posiciones en cinco escaños, lo que indica la fortaleza del partido conservador, que se ha consolidado en las circunscripciones en las que, como Madrid y Valencia, dispone de una amplia hegemonía, y ha mejorado sus posiciones en comunidades como Castilla-La Mancha, donde el socialista José Bono no ha logrado cumplir las expectativas que se habían creado.

La alta participación, superior al 75% y muy similar a la del 2004, significa que los partidos han logrado movilizar a sus electores, lo que es prueba de madurez democrática. A esta movilización ha contribuido el asesinato por ETA, el pasado viernes, del ex concejal socialista de Mondragón Isaías Carrasco. El ruego de acudir a las urnas expresado por la hija del malogrado trabajador, en un emotivo parlamento durante su funeral, ha sido seguido ampliamente por los españoles como homenaje de los ciudadanos a las víctimas y para expresar profundo rechazo al terrorismo.

Una movilización que ha comportado al mismo tiempo una fuerte polarización. Entre los dos grandes partidos han sumado casi el 85% de los votos expresados ayer en las urnas, lo que indica hasta qué punto se halla dividido el electorado. De hecho, el bipartidismo se ha manifestado en estas elecciones de tal forma que PSOE y PP han sido los únicos que han mejorado claramente sus posiciones con respecto al 2004.

En el caso de los socialistas, han logrado vencer gracias a que han sumado en muchos casos los votos a la izquierda de su espectro, lo que impide que tanto Izquierda Unida (IU) - cuyo líder, Gaspar Llamazares, ya ha anunciado su renuncia- como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que pierde cinco de sus ocho escaños, puedan formar grupo parlamentario.

Únicamente el nacionalismo moderado ha podido aguantar el tirón de los dos grandes partidos. CiU y el PNV han resistido el embate. La coalición que lidera el democristiano Josep Antoni Duran Lleida ha logrado sumar un diputado más a los diez del 2004, a pesar de la merma de salud sufrida durante la campaña, lo cual es de destacar. También el nacionalismo vasco ha logrado conservar seis de los siete escaños que logró en el 2004. Esto hace que ambos grupos, y en especial el catalán, se hayan convertido en fundamentales en el futuro de la legislatura que ahora comienza.

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació