Enter a long URL to make tiny:

jueves, 27 de noviembre de 2008

Tu vida como espectáculo

By Francesc-Marc Álvaro:

El reclamo que usa Facebook para captar usuarios es un contrasentido porque se ofrece como algo "que te ayuda a comunicarte y compartir tu vida con las personas que conoces". Si ya las conozco, ¿para qué necesito este canal? Invariablemente, hay también algo competitivo cuando el interesado te explica, muy animado, el número de amigos que ha reunido en su Facebook, más que Fulanito pero menos que Menganito.

Y lleva razón, aunque el kid de la cuestión facebookística no reside tanto en "¿para qué necesito este canal" como en despejar una incógnita aún mayor: por qué me abandono a la tecnología limitando mi vida social a utilizar este canal y dejando de lado el contacto presencial con mis amistades y conocidos?. ¿Por qué se utiliza como una herramienta que fomenta las relaciones eminentemente superficiales sin ir un poco más allá de la estricta comunicación online? el ser humano, el ritmo de vida y la sociedad en la que vivimos nos mueve a ello. Y eso si que es arriesgado, cuando no peligroso, porque no conviene nada circunscribir nuestra vida social a este ámbito.

La tecnología está muy bien, y es muy reconfortante tener centenares de "amigos". Pero la pregunta que yo hago es: ¿para qué?. Hagamos un uso razonable de las cosas que tenemos a nuestro alcance y no nos quedemos siempre en la epidermis de las relaciones sociales. Vivimos envueltos en una red inabarcable, si, muy social, pero deja de serlo a partir del momento en que nos quedamos en casa mirando la pantalla del monitor contemplando como se incrementa el número de contactos virtuales y mirando los mensajes que se acumulan en nuestro 'wall'. Internet es de lo mejor que me ha ocurrido en esta vida, pero conviene no olvidar que hay vida más allá de Internet. Y compartirla es tan sólo una de las muchas posibilidades que Facebook ofrece. Por otro lado, está el tema del uso "responsable". Pero eso lo dejaremos para otro día...

ACTUALIZACIÓN: "Y te borro del Facebook..." (por Carmen Jané). 

Nota: Y algunos dirán: "con el teléfono pasaba lo mismo". Pues si, pero no. Porque el teléfono siempre -o casi siempre- se ha utilizado para quedar, para citarse, reunirse, a diferencia de las redes sociales, que fomentan la introversión huidiza parapetada detrás de un monitor de PC. La comunicación telefónica es mucho más personal que la vía de escape que supone Internet.

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació