Enter a long URL to make tiny:

jueves, 15 de noviembre de 2007

El proyecto de Artur Mas

DESDE su determinación de volver a presentarse como candidato a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas concretó ayer, en su anunciada conferencia, el llamamiento para refundar el catalanismo. El mensaje de Mas va dirigido a lograr el apoyo tanto de los que quieren convertir España en un estado plurinacional, como de los que pretenden un Estado propio para Catalunya.

Los planteamientos que expuso el líder de Convergència recogen el legado de Jordi Pujol, como no podía ser de otra manera, pero plantean también una cierta ruptura. Tras asegurar que Catalunya ya no necesita hacer pedagogía ni buscar simpatías en el resto de España, Mas propone hacerse fuerte de puertas adentro para ser respetados. Según su opinión, eso sólo se conseguirá si la mayoría de los catalanes, en un momento de masiva inmigración, ven a Catalunya como su país, el de sus hijos y el de sus nietos. En este sentido lanza una nueva definición de catalán: todo aquel que se siente como tal o que vive en Catalunya y lo quiere ser.

La estrategia para lograrlo implica la seducción, con un proyecto atractivo para las personas. Es decir, reforzar su sentimiento de pertenencia a una comunidad nacional a través de la cultura, de las oportunidades de promoción personal y de la calidad del país. En suma, una Catalunya que apueste por la excelencia en todos los ámbitos. Si el objetivo del catalanismo fue en el pasado regenerar y modernizar España, el nuevo reto es situar a Catalunya en el mundo, como el área central del Mediterráneo y del sur de Europa.

Mas también fue más lejos del legado de Pujol al defender el derecho de los catalanes a decidir - por supuesto de forma democrática, libre y pacífica- sobre todo aquello que les afecta, de forma progresiva y en asuntos concretos, siempre sobre la base de mayorías amplias que eviten la división de la sociedad. No citó Mas en ningún momento las palabras autodeterminación ni independencia, pero a nadie se le oculta que esa calculada ambigüedad comporta el riesgo de escorarse hacia las posiciones de quienes sí las defienden.

Tanto o más polémica resulta su propuesta de reaccionar enérgicamente ante una hipotética sentencia restrictiva del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, y plantear la convocatoria de un nuevo referéndum y la formación de un Govern de unidad.

El éxito del proyecto propuesto por Artur Mas dependerá de su propia capacidad de liderazgo y del entusiasmo que genere para ser compartido y apoyado por estratos sociales más amplios que los votantes de CiU. Un reto difícil.


Nadie dijo que fuera fácil...es lo que tienen los grandes retos, como el que propone Artur Mas de "refundar el catalanismo". Difícil si, pero no imposible. No para Mas.

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Your email address:


Powered by FeedBlitz







Top Blogs España (¡y a mucha honra, oiga!)
El dèficit fiscal de Catalunya aquest any és de
...
cliqueu aquí per a més informació